lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aO69

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

13/09/2006 :: Nacionales PP.Catalans

16 septiembre 2003: tres años sin poder abrazarles

x Klinamen.org
Este próximo 16 de septiembre hará tres años de la detención en Barcelona de les compañeres anarquistas Joaquín, Teo, Roger, Rafa, Igor y Carol. Aquel día para muchos no fue un día cualquiera seis compañeres eran detenides y otro puesto en busca y captura internacional (situación que dura hasta la actualidad y esperamos se eternice hasta el infinito!!).

TRES AÑOS SIN PODER ABRAZARLES... TRES AÑOS MÁS DE LUCHA...

Este golpe represivo, efectuado por la Guardia Civil y firmado por el juez de la Audiencia Nacional, Guillermo Ruiz Polanco, era por entonces el golpe más fuerte hacia los círculos anarquistas desde la detención y encarcelamiento de Giorgio, Claudio, Michelle y Giovanni (compañeros anarquistas italianos, detenidos después del intento de atraco en un Banco Santander de Córdoba, el 18 de diciembre de 1996).
La operación se realiza a lo grande, siendo detenides les compañeres en la alevosía de la noche o de las primeras horas de la mañana, tirando puertas a mallazos o, en algunos casos, con descargas explosivas, con un espectacular despliegue de efectivos, cortando calles a la circulación, perros adiestrados...

Desde el momento de la entrada en los domicilios, los golpes, amenazas, preguntas y malos tratos fueron la constante en el trato con les compañeres durante todo lo que duró el registro de sus viviendas. Una vez acabados éstos, son introducides, con los ojos vendados y esposados a la espalda, en coches y llevados hasta dependencias de la Guardia Civil en Madrid. Durante el trayecto, realizado en tiempo récord, son golpeades e incluso amenazados dos compañeros con armas de fuego, llegando a detener un coche en plena autopista y sacado el detenido a la cuneta, siendo amenazado con que lo mataban.

Se les aplica la ley anti-terrorista y son acusades de banda armada-organización terrorista, posesión de armas y de material explosivo, planificación de asesinato y de futuros atracos, así como de futuros sabotajes, fabricación y colocación de artefactos explosivos, incendio, daños...

Durante los cinco días de incomunicación en los calabozos de la benemérita, sufren eternos interrogatorios, amenazas, torturas (golpes, ejercicios físicos, posturas determinadas para crear cansancio...). Algunos compañeros incluso comunicaron en su día el uso de drogas en su contra. Nada nuevo que los mercenarios del estado no vengan utilizando contra los rebeldes y revolucionarios en su triste y mísera existencia.
Pasados los cinco interminables días, pasan a declarar ante el juez de guardia en la Audiencia Nacional, estando ese día el mayor inquisidor judicial de las últimas tres décadas, el señor Baltasar Garzón. Algunes de les compañeres subieron de los calabazos con la incomunicación aplicada, con lo que no pudieron ni siquiera ser asistides por el abogado en la declaración. Después de largas horas de espera, Teo sale a la calle y el resto es enviado a prisión, a Soto del Real, donde coinciden y pueden verse algunos momentos.

A los pocos días son trasladades a diferentes cárceles, sufriendo la dispersión, una práctica que se aplica a todes aquelles que son molestes para la institución carcelaria, la venganza del estado por su actividad política. Igor es dejado en Soto del Real, Roger es llevado a Aranjuez, Joaquín a Navalcarnero y Rafa a Valdemoro, estas cuatro prisiones en la comunidad de Madrid, quedando a unos 650 km de sus seres querides. A Carol la llevan a Brieva (Ávila) a 755 km de Barcelona.

Ante este golpe represivo por parte del estado y sus medios de (in) comunicación, se suceden las reacciones. Por un lado, les que asumían a sus compañeres y seguían en la lucha, no entrando a juzgar las acusaciones que el aparato judicial y armado efectuaba contra elles, simplemente reconociéndoles como personas comprometidas durante muchos años con la práctica anárquica. Eso nos valía y nos sigue valiendo hoy para darles nuestro calor y solidaridad. Como elles, que no se olvide, lo hicieron con otres que sufrían la cárcel, la represión u otro conflicto con el capital-estado.

Por otro lado, les que difamaron o, peor aún, simplemente callaron, dándoles la espalda a les compañeres caídes, como si de extraterrestes se tratara. Les mismes que no se dignaron a escribir una línea en sus medios de expresión ni mostrar el mínimo interés, y luego piden solidaridad al resto cuando tienen un «conflicto» y escriben en sus comunicados «...la catalunya... de la represión carcelaria». Les mismes que han dado la espalda desde la detención de los compañeros anarquistas italianos hasta las detenciones del pasado nueve de mayo (último golpe represivo en Barcelona contra los cículos anti-autoritarios, que llevó a dos compañeros a prisión por unos meses).

Durante estos tres años han sucedido en las vidas de nuestres compañeres muchas cuestiones: Roger quedó en libertad bajo fianza de 3.000 euros a los catorce meses de encierro. Rafa fue agredido por los carceleros en Valdemoro y fue trasladado a Topas (Salamanca) a 855 km de Barcelona, lugar donde residía antes de su detención. El resto de compañeres preses han hecho protestas, en forma de huelga de hambre como Joaquín, o de chapeos en celda como Carol e Igor. Éste último compartió celda por un tiempo con Francesco Gioia, compañero anarquista italiano detenido en Barcelona en mayo de 2005 (actualmente encarcelado en Italia). Todas ellas, por ser presos en lucha dentro de los muros de los centros de exterminio, han sido sancionados en diversas ocasiones con aislamiento. Como personas presas por actividades políticas, han sufrido el FIES (donde el encierro en celda es de veinte horas al día: la cárcel dentro de la cárcel), teniendo todas las comunicaciones intervenidas y limitadas, tanto las telefónicas, escritas o por locutorio, el control a ellas y a su entorno.

Y en la calle, ha habido manifestaciones, encarteladas, pintadas, actos de sabotaje, concentraciones, charlas, edición de adhesivos, actos públicos y edición de materiales para recaudar fondos... Solidaridad limitada, en parte, a la sucesión de golpes represivos a anarquistas en los últimos tiempos. Pero si esperaban que con las detenciones de septiembre del 2003, la actividad anárquica iba a desaparecer, una vez más, desde el asesinato de Sacco y Vanzetti hasta nuestros días, se han vuelto a equivocar,.lo sentimos.

En la actualidad.en abril fueron llevados a la Audiencia Nacional. Se enfrentaban a unas peticiones fiscales que en algunos casos llegaban a cerca de los 150 años de condena. Finalmente, aceptaron un pacto con la fiscalía que quedó en siete años de prisión para Igor, Joaquín, Carol y Rafa, tres para Roger (en estos momentos a espera si debe entrar o no a cumplir el resto de los 14 meses que ya estuvo encarcelado) y dos para el compañero Teo que no entrará en prisión. Se les ha retirado los cargos de banda armada, echo que cambia su clasificación penitenciaria.

Poco a poco, les compañeres están siendo acercados a Catalunya. Carol e Igor, hace algo más de tres meses, han sido trasladados a la cárcel de Brians. Rafa, en principio, debería ser trasladado en breve también hacia estas tierras. Con Joaquín, no siendo catalán ni teniendo «arraigo» social en Catalunya, la cuestión es diferente. Claro que Joaquín había pasado hasta tres meses antes de su última detención 22 años en prisión, con lo que el «arraigo» de este compañero es la prisión y aquelles con les que se ha encontrado dentro y fuera de los muros para seguir luchando... (¡¡Ánimo cuevo negro!!).

Son en golpes de esta envergadura cuando nos encontramos o nos reconocemos como parte de una misma barricada o de la otra, ya que entre medio no puede haber nada.

Es en estos momentos cuando podemos ver como hay quién corre a las faldas del estado, prometiendo ser buenas anarquistas, revolucionaries de museo, de continuo aniversario o refrito ideológico.

No queríamos dejar pasar esta fecha sin recordarles... tres años sin poder abrazarles. Tres años más de lucha. Por que nuestres compañeres han seguido luchando y manteniendo tanto sus ideas y ante todo su dignidad dentro de los muros, de las celdas de aislamiento, de los módulos FIES... Y no podemos dejar de recordar a muchos que les compañeres represaliades siguen siendo compañeres de lucha. Por que ellos buscan culpables y nosotres no somos inocentes, que la lucha anarquista siempre ha sido un enfrentamiento y no una forma de pasar las tardes.

Ni un minuto en el olvido para nuestres compañeres anarquistes preses y represaliades. Para que a los oscuros, tristes y solitarios callejones de la soledad y el silencio también lleguen las palabras.

" No temo a las duras condenas. Les Anarquistas, la cárcel la tenemos geneticamente en la sangre. Ni miedo a la muerte, este sentimiento, ya lo he perdido hace mucho. Ni miedo a los tribunales divinos, porque no creo en ningún dios. Frente a los tribunales, nunca me he puesto de rodillas."
Claudio Lavazza en el juicio por el atraco al banco de Santander en Cordoba.

"No pedimos permiso para ser libres, no pediremos perdón por serlo"
Carol, días después de su ingreso en prisión.

Libertad para Carol, Rafa, Igor, Joaquín, Juanra, Diego, Zigor, Lola, Laura, Claudio, Giovanni, Eduardo,...
Libertad para todas las presas.

SALUT I ANARQUÍA.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aO69

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal