lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW5I

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/01/2021 :: Nacionales PP.Catalans

Adriá Carrasco: ‘Esto no ha terminado, nuestra lucha va por olas’

x Edurne LH
Charlamos con Adri tras el archivo de su caso y el fin de su pesadilla: Casi tres años en el exilio acusado de terrorismo por movilizarse con los CDR

Adriá Carrasco, militante independentista catalán, organizado en los Comités de Defensa de la República, en la madrugada del 10 de abril de 2018 tuvo que huir de su casa cuando la Guardia Civil apareció para detenerle por haber participado en los cortes de carreteras y apertura de peajes de Semana Santa del 2018, convocados por los CDR. En aquella operación policial fue detenida también la vecina de Viladecans Tamara Carrasco, la acusación para ambos era de “terrorismo”.

Pero Adri pudo vestirse rápidamente y escapar por una ventana. De ahí tuvo que marcharse al exilio, a Bruselas, donde ha permanecido casi tres años, hasta que, recientemente, su caso fue archivado y pudo volver finalmente a casa.

Charlamos con Adri tras el fin de esta pesadilla que ha durado cerca de tres años:

Lo primero, enhorabuena por el archivo del caso y por poder haber vuelto a casa tras casi tres años en el exilio. ¿Cómo ha sido la acogida y como te encuentras?

Muchas gracias. A nivel personal es un cambio importante, pero a nivel político no deja de ser una prueba más de que esto no tenía ningún sentido desde un principio y que es un montaje policial, judicial y político de los tantos que ha habido en el Estado español, y que seguramente seguirá habiendo. Yo personalmente estoy bien, pero preocupado y consciente de todo esto que digo.

Con tu caso y el de Tamara se abrió la veda de persecución al independentismo con acusaciones tan fuertes como de “terrorismo”. Otro de los ejemplos más sonados también fue el de la “Operación Judas”, pero el goteo represivo contra el independentismo catalán no ha cesado en estos años. ¿Cómo has visto esta escalada represiva desde el exilio?

Con mucha impotencia, no por no poder protestar, que lo he hecho a mi manera y como he podido, pero el hecho de no poder estar ahí con mis compañeros y compañeras y poder vivirlo juntos, salir a la calle juntos, gritar juntos y hacer acciones y manifestaciones juntos, etcétera, me ha producido bastante frustración e impotencia.

Y por otra parte, la sensación de que hay tanta represión a todos los niveles, el que cada día salga un caso nuevo, me ha hecho estar sobrepasado, de hacer videos para solidarizarse con compañeros, de hacer charlas, etcétera… te hace pensar: ¡hostia está gente no paran, van a muerte hasta que lo consigan! Que por suerte no lo van a conseguir nunca, pero lo que buscan es eso.

Es difícil imaginar lo que ha significado para ti tener que salir corriendo de tu casa, huir del Estado y establecerte en un país lejano y extraño ¿Cómo has llevado todo esto?

He intentado llevarlo de la forma más digna posible, no diré positivamente, pero sí con energía, intentando transformar la rabia, la impotencia y la frustración en energía y en ganas de seguir dando guerra y seguir adelante.

He intentando llevarlo lo mejor que he podido, pero está claro que ha habido momentos de preguntarme ¿Qué estoy haciendo en Bruselas? ¿Qué está pasando? ¿Me voy a despertar o esto es real? A veces no sabía si me había vuelto loco o si esto estaba pasando de verdad.

Al principio de estar en Bruselas, buscándome la vida allí, intentando entender como funcionaba todo esto, porque yo llegue casi sin nada, recuerdo por ejemplo estar en el bus mirando por la ventana, y de repente hacerme un clic la cabeza y decirme ¿Qué coño estoy haciendo aquí? Parecía como si estuviera en dos dimensiones paralelas.

Volviendo otra vez al tema de la represión, llama la atención que la Generalitat, gobernada por partidos que se declaran independentistas, se esté personando como acusación particular en muchos casos contra independentistas ¿Cómo valoras esto?

Hay dos análisis: en primer lugar, el superficial que sería el decir: ¡hostia! ¿Esta gente no nos dicen que quieren hacer la independencia y que necesitan al pueblo y que empujemos? Entonces, ¿Por qué nos envían a la BRIMO a pegarnos? ¿Por qué se presentan en los procesos judiciales?.

Como anécdota, ahora hay un chico que está encausado, Adrián Sas, que denunció esto justamente, que la Generalitat se había presentado como acusación particular en su juicio. La Generalitat se comprometió a salirse del proceso y no formar parte de la acusación, pero llegó el día del juicio y eso no era cierto: La Generalitat seguía personada como acusación.

La otra lectura es que la Generalitat es un órgano de gobierno de un Estado capitalista, y por tanto, se va a defender de la disidencia, sea del tipo que sea, que cuestione el régimen establecido. Y se va a defender con las mismas armas que un Estado, al igual que hace el Estado español, con todos los elementos represivos de los que dispone. Por tanto, no tendría por qué sorprendernos tanto. Pero sí que a simple vista es completamente absurdo.

Muchas cosas han cambiado desde aquel 1 de octubre de 2017, o desde aquel 10 de abril del 2018 en que tuviste que huir de tu casa e irte al exilio. Ahora llegan unas nuevas elecciones en Catalunya ¿Con que expectativas encaras esta nueva cita electoral?

Nunca he tenido mucha fe ni creo que el gran cambio que tenga que venir suceda en sede parlamentaria. En ese sentido, cada vez tengo menos confianza e intento gastar menos energía en pensar en la política institucional.

Al final, como se hace política más efectivamente es con tus vecinas, con tus compañeras, a pie de calle, parando desahucios, organizándote en sindicatos de barrio, etcétera.

Si que es verdad que ahora mismo la política institucional y parlamentaria sirve mucho de altavoz, de confrontar ideas que de una manera u otra están en la sociedad, y por ese lado si que tiene una parte útil. Si no estuviera la CUP o Podemos habría un discurso muy homogéneo, de legitimar el régimen constantemente sin un elemento radical que decante la balanza.

Tu caso y el de Tamara suscitó una gran ola solidaria ¿Cuáles son los momentos o las acciones que más recuerdas y que más te han llegado a ti?

Me impactó al principio el tema de recibir muchas cartas, de gente anónima, que me escribían, sin conocerme de nada. Al principio me quedé bloqueado, pensando ¿Qué hago? ¿Les contesto o no? ¿Quién soy yo para recibir cartas? Al final decidí no contestarlas, pero las he leído todas, una por una.

Y también hubo una acción que hicieron desde mi grupo de apoyo, en toda la comarca, que consistió en lanzar cohetes de pirotecnia, cuando se cumplían dos años del 10 de abril, cuando vinieron a buscarnos a mi y a Tamara. Y eso si que fue impresionante, ver que la gente tenía esa capacidad de organización, con otros colectivos, con los vecinos y que consiguen tirar con eso adelante, es impresionante y te da un coraje para seguir adelante que es imparable.

¿Cómo ves el futuro del movimiento independentista y de todo el movimiento que se generó con los CDR, sobre todo en la época en la que tuviste que irte al exilio?

Seríamos falsos si dijéramos que la represión del Estado no tiene ningún efecto, porque ese es su objetivo y por lo tanto está calculado y claro que tiene un efecto. Pero, de todos modos, el objetivo final, que es desactivar el movimiento no lo han conseguido, esto va por olas. Ahora con el tema del Covid es difícil, hay mucha falta de movilización porque está limitadísima la libertad de movimiento, pero esto no ha acabado.

Es verdad que llevamos años esperando que nos digan que hacer, y los CDR fue un buen momento de romper con eso y juntarnos en cada pueblo del país, organizarnos en las plazas con nuestros vecinos y vecinas y a pensar que podemos hacer, tanto localmente como a nivel de Catalunya para conseguir eso. Eso fue precioso, pero no hay que vivir de la nostalgia, si no decir “este es el camino”. Es cuando la frase “sólo el pueblo salva al pueblo” cobra más sentido, dejar de pensar que van a llegar los políticos con una varita mágica y lo arreglaran todo.

Pues esto sería todo Adri, muchas gracias por habernos atendido, bienvenido de nuevo a casa y que la lucha no cese.

Quería agradeceros también por haber estado también muy atentos del tema, hacen falta más medios como el vuestro.

Un placer hablar contigo y nos alegramos de que por fin haya acabado está pesadilla

Un abrazo!

@Edur_LH

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW5I

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal