lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bZ9q

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

21/10/2009 :: Nacionales PP.Catalans

Amadeu Casellas: ¿cómo se deja morir un hombre o cómo se mata un hombre?

x Anna noticies
Sra. Tura y Sr. Batlle: ustedes no cobran de los fondos públicos por dejar morir un hombre.

"Hi ha un home a la presó dels que avançen. Juntem-nos. Perquè faci camí, perquè façi camí, juntem-nos." Joan Salvat-Papasseit

Amadeu Casellas es un preso anarquista catalán que lleva más de 23 años encarcelado, acusado de robar bancos a primeros de los años ochenta -para financiar luchas obreras-, sin cometer ningún delito de sangre. Actualmente (14 de octubre del 2009) se encuentra incomunicado a la Unidad Hospitalaria Penitenciaria del Hospital de Terrassa: está haciendo una huelga de hambre de la que ya lleva 93 días, y ha añadido una huelga de sed desde hace 10 días.

Amadeu acumula ocho años de redención de pena por los trabajos -pena sobre pena- que ha llevado a término en las prisiones en estos 23 años. Su condena más alta es de cinco años: si, como la ley prevé, se triplicara la condena más alta hace años que habría podido de salir de la prisión. Por otro lado, si se aplicara la refundición de penas, como que ha superado con creces los 20 años de estancia en la prisión, hay mecanismos legales para que ya pudiera salir a la calle.

Ahora bien, al parecer 23 años no ha sido suficiente tiempo para que el sistema penitenciario "rehabilite" a este hombre para "reintegrarlo" a la sociedad. Sra Tura (consellera de la Ley) y Sr. Batlle (director general de Prisiones): ¿cuántos años más prevén que Amadeu necesita para "rehabilitarse"? Insistimos, Amadeu no ha cometido ningún delito de sangre (otras personas con delitos de sangre y penas parecidas han salido a la calle muchísimo antes). Incuestionablemente, ustedes tienen mucho trabajo, un trabajo que debe ser mucho más relevante que resolver la situación de vida o muerte de una persona, ¿a que sí?.

La madre de Amadeu lleva más de un año pidiendo reunirse con el Sr. Batlle y a lo largo de un año no ha sido recibida ni por él ni por ningún alto responsable de Instituciones Penitenciarias. Quizás la vida de los pobres y de los presos no es significativa ni valiosa para los nuestros gobernantes. Ver la madre de Amadeu, una mujer mayor, tener que implorar su derecho a reunirse con el Sr. Batlle en cada visita a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias es humillante. ¿Dónde está la democracia, señora Tura y señor Batlle?, ¿dónde está la negociación como medio para resolver los conflictos?, ¿ustedes creen que las personas que desde 1936 han dado la vida por la libertad y la justicia social lo hicieron para que una consellera de Justicia y un director general de Instituciones Penitenciarias actuaran de la manera como ustedes llevan dos años actuando con Amadeu Casellas? ¿Cómo podemos dormir tranquilos?

El año 2008, la magistrada del juzgado núm. 2 de Manresa, Érika López Gracia, y posteriormente el magistrado de la sección quinta de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sergi Cardenal Montraveta, denegaron la puesta en libertad de Amadeu por razones humanitarias. En definitiva, se está ante prisiones, políticos y Jueces que castigan -que castigan a los pobres-, pero que con 23 años de encarcelamiento no tienen bastante para "rehabilitar" a una persona y que salga de nuevo a la calle.

Amadeu hizo una primera huelga de hambre en la primavera del 2008, y una segunda de hambre de 77 días en verano del 2008. En septiembre del 2008 acordó con Instituciones Penitenciarias que en marzo del 2009 se le aplicaría un tercer grado restringido, y que poco más adelante podría salir en libertad.

¿Qué ha sucedido, pues, para que Amadeu permanezca en la prisión?

El 20 de abril del 2009 Amadeu denunció que el subdirector de Tratamiento de la prisión de Quatre Camins conocía la falsedad de los informes que el equipo de Tratamiento del MR-3 estaba enviando al juez de vigilancia penitenciaria núm. 1 de la Audiencia Provincial de Barcelona para impedir la salida a la calle (http://amadeucasellas.blogspot.com y http://llibertatamadeu.blogspot.com). ¿Por qué Amadeu hablaba de "falsedad"? Hay los suficientes elementos para concebir que se está castigando a Amadeu Casellas a causa de las reiteradas denuncias que ha hecho en torno a la situación en las prisiones catalanas a lo largo de estos 23 años. Amadeu ha denunciado que entre 20 y 25 personas han muerto en el centro penitenciario de Brians 2 en los últimos dos años debido al deterioro físico y moral que sufren: a las malas condiciones de vida, se añaden una serie de aspectos nada amables sobre las prácticas de una parte del funcionariado carcelero en sus relaciones con los presos. (En un ejemplar de la revista Catalunya del 2008 se exponía la situación laboral de los presos catalanes y el incumplimiento de la legislación sobre las condiciones y los sueldos que estos deben percibir por su trabajo). La Fiscalía no ha iniciado ninguna investigación. Ni la Consejería de Justicia. Ni la Sindicatura de Greuges. Ni la Sindicatura de Cuentas. Ni los periodistas de investigación. La sociedad no ha emprendido ninguna investigación.

Amadeu lleva tiempo remitiéndonos, y reproducimos literalmente los términos que utiliza, a "la explotación laboral, las torturas, las muertes inducidas y toda clase de abusos que los presos sufren". Un panorama no muy halagador, lo suficiente turbio para qué durante la estancia de los periodistas de TV3 en Brians 2 -en marzo del 2009, para elaborar el programa "En la prisión" que se está emitiendo estas semanas- no detectaran lo que Amadeu ha explicado y que los grandes medios de consumo privados y públicos han ido escondiendo: refiriéndose a Brians 2, él habla de "poca cantidad, mala calidad y carencia de variedad de la alimentación; falta de actividades para los presos; un diseño físico y organizativo de la prisión y la vida carcelaria que conduce a la depresión; saturación de drogas legales e ilegales de muchos presos" -el consumo de las últimas sí que aparece en este programa televisivo, pero no se explica cómo es que hay ni quien se beneficia-; "carencia de agua caliente y calefacción, en pleno invierno, en determinadas áreas de algunos módulos (cuando hay en una parte no hay en la otra); carencia de electricidad durante semanas en algunas celdas..."

Ningún preso, ningún ex-preso, ningún familiar ha sido entrevistado ni por la Fiscalía ni por nadie con objeto de informarse sobre la conveniencia o no de iniciar un proceso riguroso de investigación. Lo que muchas y muchos de nosotros, constituidos en asamblea de apoyo a Amadeu Casellas, pensamos es de entrada que lo que está sucediendo en las prisiones no coincide con la imagen que la sociedad se hace. Y lo que pasa no es precisamente bueno. Por eso se esconde.

Pensamos, también, que esta tercera huelga de hambre (93 días) y de sed (10 días) de Amadeu responde a la justa demanda de un hombre sometido a una situación de injusticia frente a la pasividad absoluta de los gobernantes por resolverlo. Ahora mismo Amadeu a duras penas supera los 50 kilos, y su presión oscila entre 5 y 7. Este conflicto no es individual, sino colectivo. No es el único, es uno entre muchos, pero el riesgo mantenido en que está poniendo en juego su propia vida y el hecho de mantener las denuncias que efectúa sí que son únicos.

Para los gobernantes del capitalismo con una hoja salarial al final de mes -con recursos públicos- la vida de Amadeu no vale nada. Para gente muy diversa de Catalunya, del estado español, Europa y América que han llevado a cabo acciones de solidaridad con Amadeu en los últimos dos años su vida sí que vale y sí que tiene sentido, porque en Amadeu se refleja la vida de todo el mundo: sus esperanzas, sus pesadillas, sus necesidades, sus luchas, sus ilusiones, el amor a la gente que quiere y al que considera una causa justa y, sobre todo, su libertad y sus derechos. Sus derechos, Sra. Tura y Sr. Batlle, sus derechos: los de Amadeu y los de todo el mundo. Nuestros derechos.

Sra. Tura y Sr. Batlle: ustedes no cobran de los fondos públicos por dejar morir un hombre. ¿A que no? ¿Hará falta que se pronuncien las instancias internacionales públicas y privadas en el ámbito de los derechos humanos para qué de una vez se resuelva esta tragedia? ¿Es así como se "rehabilita" las personas en las prisiones catalanas? Sra. Tura y Sr. Batlle, ¿serán ustedes capaces de mirar a los ojos de la madre de Amadeu Casellas el día que se dignen recibirla? El pasado 7 de octubre, mientras ustedes se reunían en una sala de la Direcciò General de Instituciones Penitenciarias, sólo a diez metros de distancia la madre de Amadeu reclamaba una vez más a un cargo funcionarial intermedio que la recibieran. ¿De verdad que no les cae la cara de vergüenza? ¿Entonces, qué está pasando? Exactamente ¿qué cojones están esperando? ¿A qué juegan? ¿Dónde está la responsabilidad política que afirman que ejercen? ¿Dónde está?.


Ver en catalán


Especial en La Haine: Amadeu Casellas en huelga de hambre

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bZ9q

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal