lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fK4H

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

30/03/2018 :: Nacionales PP.Catalans

Catalunya: La batalla de ideas

x Barrios al Poder
La portada impresa del El Mundo el 29 de marzo de 2018, un ejemplo de agresión mediática.

Parte superior izquierda de la portada. Un titular en grande: "Podemos y los separatistas se unen para no condenar la violencia". Encima, casualmente, una imagen de una pistola. Pensándolo bien el mensaje subliminal es interesante y quizá sugiere que Podemos = Separatistas = Violencia = Pistolas.

Incluso podríamos añadir al mensaje subliminal el concepto de organización, porque "se unen" sugiere que hay una intención organizada de por medio, una voluntad puesta en común, algo planificado entre los dos sectores. Es curioso que El Mundo señale en su portada que ambos sectores se hayan "unido" en algo, porque desde luego que la propuesta de Doménech de constituir un gobierno de independientes para salir del bloqueo ha sido descartada de plano por los partidos independentistas. No sin razón, era una propuesta estéril. Supongamos que tú has sacado 32 escaños en unas elecciones y yo he sacado 8, pero yo te digo "hagamos un gobierno de independientes en el que estemos todos representados, o sea yo", pues lo más probable es que no cuele. Y lo fundamental, ¿un gobierno de independientes con qué programa, con el de los separatistas violentos o con el de los constitucionalistas sensatos? ¿Un remix de ambos? No nos parece descabellado que José Luis Ábalos, portavoz del PSOE, señalara que la propuesta pretendía disfrazar la equidistancia de en Comú-Podem. Y vaya por delante que lamentamos darle la razón al PSOE en cualquier caso, en este también.

Pero volvamos al artículo de El Mundo. Si vamos al contenido de la noticia resulta que se refiere a que los dos sectores, Podemos y separatistas, se negaron a condenar en el Parlament los "altercados violentos" que han tenido lugar en las calles catalanas los últimos días a raíz de la detención de Carles Puigdemont y los encarcelamientos de dirigentes políticos. Por la relevancia que El Mundo da al tema en su portada parecería que estuviéramos hablando de un estallido social estilo Mayo del 68, es más, si añadimos el detalle de la pistola en la misma zona visual que el titular entonces podría tratarse de la reconstitución en Catalunya del Partido de los Panteras Negras. Pero nada de eso.

El Mundo señala como "asaltos violentos a instituciones" el ocupar la subdelegación del Gobierno en Girona y quitar la bandera española; los "destrozos de mobiliario urbano" como quemar contenedores de basura y cruzar vallas para evitar que la policía apalee a la multitud; "el corte de carreteras" como bloquear vías con barricadas de neumáticos; y como "ataques contra los cuerpos policiales" el echarles el polvo blanco de un extintor y tirarles pintura amarilla. Es decir, en algunos casos pueden ser acciones llamativas pero en ningún caso hay daños personales, no hay intención de atacar la integridad física de nadie. No se puede decir lo mismo de la policía antidisturbios. Los Comités de Defensa de la República actúan de forma no violenta, y en general el movimiento indepentista catalán se ha declarado como pacífico y seguramente hoy por hoy eso es lo que le permite seguir acumulando fuerzas en un contexto en el que el imperialismo español intenta criminalizarlo y aislarlo.

Dice mucho y bueno de en Comú-Podem y de los partidos intependentistas que no condenen la resistencia no violenta. Porque la batalla de ideas de fondo pasa por justificar la acusación de Rebelión con la que el imperialismo español quiere pasar el rodillo al movimiento independentista.

La batalla de ideas envuelve principalmente a los medios de comunicación de masas, que redefinen el concepto de violencia a su antojo, que llaman fugado al exiliado, que llaman político preso al preso político, que llaman ex-president al presidente legítimo, que culpan al independentismo del bloqueo institucional y no al 155, que distinguen nítidamente entre buenos (constitucionalistas sensatos) y malos (separatistas violentos). Ayer Rafael Hernando (PP) señaló con cara de escandalizado que los líderes del republicanismo catalán "son los criminales en Cataluña, han cometido crímenes flagrantes, delitos flagrantes". No se le pudo llenar más la boca de crimen y de flagrante para justificar la represión. En definitiva, los frentes del imperialismo español no son sólo político, policial y judicial, también mediático-ideológico.

Por cierto, lo curioso de la imagen de la pistola en la portada de El Mundo es que en realidad pertenece a una noticia sobre el cibercrimen. Si buscamos "cibercrimen" en Google Imágenes aparecen un montón de encapuchados frente a ordenadores portátiles y logos de cerrojos virtuales. ¿Podría El Mundo haber utilizado algo de eso para ilustrar la parte superior izquierda de su portada? No, quedaría confuso. Mejor una pistola.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fK4H

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal