lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/kL4

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

03/05/2004 :: Nacionales PP.Catalans

Quatre Camins: Se imponen las versiones oficiales

x Uhuru
Se imponen las versiones (mentiras) oficiales, pese a las graves contradicciones, en las que caen los diferentes organismos que pretenden hacer de su versión, la opinión pública (publicada), para mostrar a los gestores políticos (empresarios gubernamentales), su capacidad de transformación y reconversión de la realidad y sus dotes para aplicar el efecto "soma" a la población ("libre" y penitenciaria).

Por un lado, el carcelero representante mayor del hipotético sindicato UGT, advierte que esta situación en Quatre Camins, derivó de una pelea entre presos en el patio de la prisión, que continuó con la agresión al subdirector y a un carcelero. Esta versión, pretende dirigir a la sociedad en general, un mensaje de contínua peligrosidad social dentro de las prisiones y la necesidad de exclusión de elementos tan profundamente peligrosos (casi genéticamente) para la consecución de la paz social y el progreso; algo que la sociedad debe reconocer y gratificar con los aumentos de sueldos, pluses de peligrosidad y mayores medidas coercitivas e inversiones en infraestructuras que puedan ser controladas por ese mismo elenco de carceleros, auténticos gestores de la ruína humana que imponen dentro de las prisiones.

Por otra parte, el carcelero representante mayor del también supuesto sindicato CC.OO. , apunta que el conato se produjo tras el intento por parte de los carceleros de interceptar la entrada de un paquete de droga tras el vis a vis de un preso. Sorprendente declaración que redunda en el secreto a voces de que en prisión la droga es una realidad consentida por la propia necesidad de mantener a los presos sedados bajo sus efectos y que tras la aprobación del nuevo código que no permite redenciones por trabajo, esta necesidad se ha hecvho mucho más acuciante y tolerada, siempre y cuando la gestión de esta droga pase por las manos de los de siempre. Una auditoría seria al tétrico gremio de carceleros, podría aportar luz a esta circunstancia y demostrar que, al igual que han hecho todos los servicios secretos de todos los países supuestamente democráticos, la droga la mueven los que tienen la impunidad de la institución y que sirve a los claros intereses de control del sistema contra las poblaciones o personas rebeldes y contestatarias. Con las declaraciones de este "sindicalista" interventor del dolor humano, se pretende una vez más distraer la atención hacia otro de los atávicos miedos sociales: la droga y los submundos que la rodean. De nuevo se intenta colocar la "profesionalidad’ de los verdugos, para ocultar los auténticos problemas que siempre rodean estos espacios punitivos y penitenciarios.

Estas dos versiones compiten para demostrar a la dirección general penitenciaria, su capacidad de "su-gestión" y para propiciar un acercamiento a una administración de afinidad política, y conseguir la suficiente confianza como para ocupar los cargos de más alta responsabilidad, algo que
ya ocurrió con las grandes empresas públicas y multinacionales, cuando los socialistas los socialistas subieron por primera vez al poder; quedando todavía la industria carcelaria como asignatura pendiente, junto con los aparatos policiales, militares y judiciales en las que el presupuesto para
la limpieza de "facha-da", se le dió la utilidad de reforzar sus
reaccionarias estructuras, que permitiesen un aislamiento aséptico.

Como era de esperar, otra versión se impone en la opinión publicada de esta discordia política sin contradecir a las anteriores, sino más bien complementando a cualquiera de ellas; su fuente no es otra que la propia dirección general de prisiones, en la que a través del más alto responsable
de los servicios penitenciarios y del consejero de justicia de la Generalitat, expresan que el conflicto forma parte de la situación heredada de la nefasta gestión del PP y de CiU, reconocieendo situacuiones "insostenibles", pero por motivos muy diferentes a los que observadores imparciales advertirían. Hablan de masificación en las prisiones, pero no como causa detonante del motín, sino como argumento para descalificar a CiU, los anteriores responsables de la gestión penitenciaria de Catalunya, que no se atrevieron a construir más prisiones por el grave coste político que les supondría en las comarcas, que es de donde obtiene una mayor rentabilidad política. Tras la perdida del poder de la formación nazionalista de la derecha catalana, esta papeleta queda en manos de esa supuesta coalición tripartita de "izquierdas", una izquierda que, a través de sus diferentes formaciones, nunca ha dado muestras de respetar el sentimiento popular y que para mayor gloria del primer mandato socialista, ideó el silencioso aniquilador sistema FIES, por no enumerar otras estrategias de guerra sucia
como los GAL, las infames reformas laborales, o el contínuo enriquecimiento a costa del patrimonio público y popular, o la desarticulación de las estructuras populares de resistencia contra la dictadura. Ese mismo afán recuperador para este sistema continuación del más sórdido fascismo, ha
llevado a declarar al máximo responsable de los servicios penitenciarios, que "debemos derribar los muros de las prisiones... mentales", para dar facilidades a la administración y eliminar las resistencias a la
construcción de más prisiones. Los primeros pasos ya se han dado, la reclamación y la promesa de más inversiones y presupuestos para lidapidar en la cosntrucción de más muros recubiertos de sofisticadas tecnologías para el control y alambres de espino de consumada precisión en el corte múltiple; una más eficiente dispersión, que permita una más eficaz labor de la psicología destructiva y despersonalizadora; un tratamiento más personalizado que puede suponer la incorporación de un mayor uso de elementos y terapias químicas y físicas para la destrucción de las voluntades más refractarias, inadaptadas y resistentes al sistema "reinsertador" penitenciario, sin olvidar el importante papel de resocialización sumisa de la explotación por el trabajo en las condiciones más infame y precarias.

Por lo pronto y a pesar de los nuevos discursos asumidos, unos treinta presos a los que se les ha hecho responsables del último motín de Quatre Camins, han sido ya trasladados para ser sometidos al tratamiento especial de reeducación que tienen para estos casos, y con una mayor sofisticación, para unos cinco presos a los que han calificado como el "núcleo duro" del motín. Un evidente cambio se percibe a primera vista en esta nueva gestión. Lo que hace 2 años, llamaban cerebros instigadores del motín, en esta ocasión han sido reconvertidos en "núcleo duro"..., quizás porque lo de cerebro aún suena a parte noble.

NO PODEMOS ABANDONAR A ESA "SUERTE" A LOS PRESOS.
SOLIDARIDAD CON LA REVUELTA DE QUATRE CAMINS Y APERTURA DE EXPEDIENTES Y DE
CRÁNEOS DE LOS IRRESPONSABLES POLÍTICOS.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/kL4

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal