lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bO58

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

12/10/2008 :: Nacionales PP.Catalans

Última hora: Un grupo de 20 personas se encadenan en la plaza Sant Jordi de Montjuic para evitar el acto fascista de mañana

x La Haine
El objetivo es evitar el acto fascista de mañana que tendrá lugar en la misma plaza. En estos momentos hay una concentración de apoyo en la misma plaza. ¡Ocupemos la plaza, desalojemos al fascismo!. Finalmente, las 7 personas encadenadas en Montjuic, que habían sido trasladadas a la comisaría de Las Cortes, sólo han sido identificadas y han podido salir a la calle.:: Fotos y Vídeos.

A través de la página web del colectivo Izquierda Independentista del Barcelonés, convocante de este acto, están informando de los hechos que están teniendo lugar en estos momentos. A continuación reproducimos el comunicado que están difundiendo a la opinión pública:

A lo largo de nuestra historia, las desigualdades sociales han creado diferentes formas de organización para combatir el esclavismo, el feudalismo, los patrones y las oligarquías. Diferentes expresiones de poder a lo largo de los siglos han evolucionado para no cambiar nada, la explotación de la humanidad por parte de la propia humanidad.

Hoy en día, esta dicotomía de lucha social toma el nombre de neofascismo, la herramienta mediante la cual el poder busca perpetuar a la vez que aniquilar las diferentes muestras de resistencia.

El fascismo como tal, nacido en Italia y popularizado en la Alemania nazi, y sobrevive a nuestros tiempos, potencia valores raciales, físicos y genéticos por encima de intelectos y capacidades, siendo el diferente -el judío, el negro, el gitano, el homosexual, el comunista- elemento social a combatir. Teniendo como finalidad última el enfrentamiento social entre las clases populares más bajas por motivos ajenos a la lucha de clases, separando el bienestar colectivo de la disyuntiva de la lucha de clases como medio para conseguir una sociedad justa e igualitaria.

A 11 de octubre de 2008, los Países Catalanes somos aún escenario de episodios donde el fascismo intenta por todos los medios eliminar la disidencia política en el orden establecido, un fascismo que cierra periódicos en nombre de la libertad de expresión, que ilegaliza partidos políticos en nombre de la democracia, y tolera, ampara y protege año tras año actos y agresiones fascistas en nuestras calles. El informe Raxen advertía de las más de 600 agresiones fascistas en el País Valenciano, y no será hasta que otra Sònia, Guillem Agulló, o Roger sean apuñalados por fascistas que los medios de comunicación y de seguido policías y fiscales tomen iniciativa alguna. Es dentro de esta lógica que la delegación del gobierno español en Barcelona, da permiso a los fascistas para manifestarse públicamente en la plaza Sant Jordi para homenajear a los fascistas que se levantaron contra la república legítima, por aclamado la bandera rojaigualda de la imposición, por menospreciar nuestra lengua, para negar nuestra identidad y pertenencia a una nación, los Països Catalans. Aquí en la falda de Montjuïc, después de años de hacerlo en el corazón del barrio de Sants, Mossos de la Generalitat y antidisturbios municipales han velado por la tranquila calidad de sus cánticos y discursos apologistas. Una situación que en Alemania o Italia contemporánea, nunca veríamos hacer a los discípulos de Hitler o Mussolini, aquí esta es su particular forma de entender la libertad de expresión.

Hace ya más de 300 años al sur de las Alberes los Países Catalanes estamos bajo ocupación militar, dominio institucional, expolio económico y explotación social por parte de un estado que nos ocupa por la fuerza de las armas del ejército borbón.

Hace 300 años los que dieron la vida- luchando con las armas en la mano -para defender la nación catalana son hoy recordados como mártires y personas dignas que lucharon por no perder su identidad y sus derechos sobre la tierra. Hoy quienes osan rasgar la bandera ocupante, descolgarla de un mástil o quemar una imagen monárquica o plantar cara al fascismo son tildados de terroristas, y perturbadores de la paz social.

Ahora más que nunca, la lucha contra el fascismo se convierte en una necesidad histórica que como catalanas y catalanes tenemos si queremos construir un futuro de libertad y justicia social, pues es el fascismo uno de los puntales de la dominación capitalista mundial, de la ocupación imperialista española y francesa y obstáculo para la construcción de una sociedad igualitaria en derechos y oportunidades. La plaza de Sant Jordi debe ser parte de nuestra lucha, recordando que tanto hoy como en el 1707, en la guerra civil, y en la década de los '90, ninguna calle y ninguna plaza pueden ser escenarios de actos y manifestaciones fascistas.

Si el Estado, la Generalitat y el Ayuntamiento lo quieren tolerar, serán ellos sus cómplices, la izquierda independentista estará una vez más al otro lado de la barricada, ¡fascismo nunca más!

Barcelona, Países Catalanes
11 de octubre de 2008



compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bO58

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal